Visitas: 1601
¿Conviene reparar smartphones y tablets rotos?

En los últimos 7 años los negocios y profesionales particulares dedicados a reparar tecnología móvil se han multiplicado, mientras que cada vez son más los dispositivos touch que cargamos con nosotros.
Analizá el valor del equipo vs el repuesto vs la utilidad
Si tu smartphone o tablet tiene rota la pantalla lo primero que deberías determinar es el precio del repuesto. Buscá en sitios de compra venta como MercadoLibre u OLX el valor de la pieza sola, sin colocación. Calculá la diferencia entre el precio que pagaste el dispositivo y lo que cuesta el repuesto. ¿Ronda el 10% o 15%? Estás sobre un caso típico y no muy fuera del margen coherente de inversión.

Pero a veces te encuentras con sorpresas. Por ejemplo, el Samsung S5 es un equipo que nuevo liberado se comercializa en los $14.000. El repuesto original de su pantalla ronda los $3,000, un 20% del valor del equipo. Y esto no es nada, hicimos el mejor de los cálculos tomando el precio que vimos del equipo en una cadena grande que no cuenta con la mejor oferta para este smartphone. Si vamos a sitios como MercadoLibre podemos conseguir este móvil desde los $8,000 libre de fábrica y nuevo, por lo que el repuesto estaría rondando casi el 40% de su valor de venta, una suma que simplemente no justificaría su reparación.

Este análisis es lo primero que deberías hacer antes de correr con el equipo a un centro de reparación. Te recomiendo que sumes el valor de uso del aparato. ¿Qué es esto? Es detenernos a pensar para que usamos el teléfono y si realmente cumple con nuestras expectativas. Si por ejemplo tienés un smartphone que pagaste $4,000, el repuesto sale $1,500 pero el equipo no andaba bien, se colgaba, te quedaba chico en memoria, la cámara no era lo que esperabas… tal vez sea conveniente dejar pasar una inversión de más del 35% y empezar a ahorrar para uno nuevo. No es lo mismo invertir $1000, $2000 o $3000 en un smartphone de gama alta como puede ser el Samsung S5, a poner la misma plata para arreglar uno de gama baja, ya que el equipo caro podrá durarte un par de años más, no siendo así el caso del más económico. Esto es evaluar el valor de uso.

Más información: soytecno