Visitas: 941
Esta silla es la primera en el mundo hecha con redes de pesca reciclada

La empresa Humanscale presentó este producto con el cual buscan reducir el impacto del plástico en los océanos.
Para 2050, si no se atienden los niveles de contaminación, habrá más plástico que peces en los océanos.

El material utilizado para producir esta silla proviene de Net Positive, un programa de reciclaje de las redes de pesca oceánica abandonadas.

Actualmente 8 millones de toneladas de desechos plásticos y 640 mil toneladas de redes de pesca ingresan al océano cada año. En México, la acumulación de residuos ha contaminado los ríos y playas. Se estima que cada mexicano consume 7.2 kg de PET al año.

Ante este escenario, es de vital importancia implementar bases de la economía circular como es el reciclaje y la reutilización de materiales para la recuperación de espacios, y de las materias primas y su reintroducción en los procesos productivos.

En un esfuerzo por contribuir a erradicar paulatinamente la contaminación en los océanos, Humanscale, empresa dedicada a la fabricación de productos ergonómicos para el trabajo, en colaboración con Bureo, empresa que desarrolla soluciones innovadoras para prevenir la contaminación por plásticos, presenta al mercado de América Latina una nueva silla con enfoque sostenible. La Smart Ocean es la primera silla de trabajo ergonómica desarrollada con redes de pesca recicladas.

Cada silla incorpora casi un kilo de material de red de pesca reciclado y está certificado como producto vivo, es decir cumple con los criterios de fabricación sostenible más rigurosos hasta la fecha.

El material utilizado para producir esta silla proviene de Net Positive, un programa de recolección y reciclaje destinado a combatir los efectos perjudiciales de las redes de pesca oceánica abandonadas.

Estas redes mediante el proceso de reciclado se limpian, se trituran mecánicamente y se paletizan para producir el material 'NetPlus' de Bureo. Estos se utilizan para fabricar productos de calidad como patinetas, gafas de sol y ahora, por primera vez, una silla ergonómica.